sábado, 3 de diciembre de 2011

yo sigo aquí

Lo odio. 
¿Como se puede pasar de un extremo a otro? 
Se que no quería algo rutinario, queria emocion, pero tambien queria lo mismo que tu pedias. Se me hace duro, dificil estos momentos en lo que no veo nada bueno por ningun lado, ni en el mas escondido rincón. Supongo que nada se habrá esfumado. La piel de gallina, la mirada perdida, la mente pendiente de ti, mi corazón no deja de latir mas y mas rápido y yo tumbada sin saber que hacer o lo que debo hacer. No quiero que me veas como no soy. A veces no desearía tener boca, para no equivocarme, para no cagarla con cada comentario que digo. Si ya se disimular mi mirada, también podre disimular mis palabras, supongo que es lo que debo de hacer, pero yo necesito algo, algo mas. ¿Porqué iba a mentir?


No hay comentarios:

Publicar un comentario