martes, 1 de noviembre de 2011

veintiún días



No se que esta bien y que esta mal, no se si es demasiado o poco, no se el limite, no se la duración, no se el tiempo, no se la paciencia, no se nada de este mundo, de este nuestro mundo. Pero me encanta tanto averiguarlo, ir descubriendo poco a poco, tiempo al tiempo, detalles, que te hacen grande, que te apasionan, que te ilusionan. Puede que sea demasiado pronto, pero quiero todo de ti, cada aliento, cada suspiro, cada beso, cada caricia, cada mirada, cada latido, cada susurro, cada palabra, cada momento. Se que nadie es perfecto, ni quiero que lo seas, tus imperfecciones te hacen ser diferente a los demás, no controles nada, déjalo llevar, ni pienses demasiado, tan solo actúa, no quiero que tenga guiones, quiero que sea algo mutuo, algo que nadie haya vivido jamas, y que lo descubramos nosotros, protagonistas de una vida llena de un sin fin de cosas extraordinarias. Se que es difícil, mantener el equilibrio, pero eso, ¿para que sirve? No quiero que nada sea rutinario, quiero que cada día nos sorprendamos, que nos ahoguemos entre nuestros besos, que no me saludes como siempre, que me cojas, que me tires, que me piques, que me mires y me tengas vigilada, que me saltes con cualquier comentario y porque no, que algún dia nos escapemos sin importarnos nada, ni nadie. No quiero irme, no quiero escapar de esta situación, de este sueño, de este momento, de esta relación, se que todo llega y lo mio esta aquí, eres el tesoro mas buscado, y solo yo tengo el mapa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario